SEREMI de Salud se reunió con organizaciones de Lluta frente a denuncia de altos niveles de arsénico en Escuela de Poconchile

PoconchileLa seremi de Salud, Giovanna Calle, se reunió esta mañana con dirigentes del valle de Lluta, los cuales han expresado su preocupación ante el estudio del investigador Andrei Tchernitchin, en relación a que el agua potable de la escuela de Poconchile, en mediciones de noviembre último, arrojaron niveles de arsénico cinco veces mayor a lo establecido en la norma chilena.

En la reunión en la que participaron los dirigentes César Huanca, Fernanda Santos, Francisco Salvo, Richard Fernández, Luis Humire y Julio Huanca, la seremi de Salud, Giovanna Calle, explicó que la planta de abatimiento (reducción) de arsénico en el sistema de Agua Potable Rural (APR) de Lluta entró plenamente en funciones recién el 4 de marzo último.

Comprometió un plan de vigilancia para el APR, que se encuentra en el marco del monitoreo de las aguas rurales y urbanas de toda la región, con el fin de resguardar “que ahora que está en funcionamiento la planta de abatimiento, los niveles de arsénico no sobrepasen los 0,01 mg/l”.

El primer muestreo se desarrolló el miércoles 19 de marzo, y la SEREMI se encuentra a la espera de los resultados de las muestras que fueron enviadas al Instituto de Salud Pública (ISP).

Les explicó a los dirigentes que les informará de los resultados de las muestras, así como anunció que se adoptarán las medidas previstas en la legislación sanitaria vigente contra quienes resulten responsables, en caso de persistir niveles por sobre la norma.

La APR de Lluta es administrada por una comunidad, cuyos integrantes recibieron asesoría de la empresa sanitaria Aguas del Altiplano. El Ministerio de Obras Públicas, a través de la Dirección de Obras Hidráulicas, generó el proyecto para la construcción de una planta de abatimiento en el sector de Linderos Lluta. En septiembre del año pasado se inauguró esa planta.