Seremi de Salud fiscalizará a Casino Luckia ante denuncia de sopa con vidrio

Un proceso de fiscalización a la sección de manipulación de alimentos de Casino de Juegos Luckia, anunció la Secretaría Regional Ministerial de Salud, tras recibir la denuncia del funcionario municipal Leonel Véliz Arce sobre lesiones en su boca y órganos internos que le causó el consumo de un consomé de ave con trozos de vidrio el pasado 10 de noviembre.

Respondiendo a consultas realizadas por AricaMía, el organismo público emitió un comunicado donde detalla las medidas que aplicará para esclarecer este caso y determinar posibles sanciones.

Según indica en la nota, la Seremi “realizará fiscalización de las instalaciones de preparación y venta de alimentos, considerando todas sus fases, tales como manejo de materias primas, preparación, almacenamiento y distribución de alimentos, verificando en cada una de estas etapas las prácticas de higiene en la manipulación con objeto de determinar las condiciones de la instalación y procesos que garanticen un producto inocuo y sano para la comunidad “.

Asimismo, hizo hincapié sobre sus competencias en torno a casos como este y el procedimiento para denunciarlos, señalando que “es necesario precisar que conforme lo establece en la normativa vigente, la notificación obligatoria de los centros de salud a la Autoridad Sanitaria corresponde a aquellos casos de Intoxicación alimentaria, cuando hay presencia de dos o más casos afectados por el consumo de un mismo factor común”.

Sobre este incidente en particular, el comunicado precisa que “al existir situaciones como las descritas de tipo accidentales, es imprescindible que el usuario, cliente, familiares o personas que tienen conocimiento del hecho, informen a las autoridades competentes para la investigación pertinente lo más próximo al momento de producido el hecho, que permita así obtener información en un tiempo adecuado, evitando así la propagación de un evento, que nos permite reaccionar en forma inmediata y oportuna, realizando un análisis exhaustivo y evaluando los factores de riesgo asociados para mantener la salud y seguridad de la población”.

Esta advertencia la plantea la Seremi, a raíz de que el caso se registró el 10 de noviembre y sólo diez días después, el afectado acudió a ese servicio para denunciar lo ocurrido.

También el organismo fiscalizador comprometió una evaluación de las prestaciones de salud que ha recibido el denunciante, dado que Véliz señaló que la empresa habría intentado registrar este suceso como accidente laboral en la Clínica San José, donde fue llevado de urgencia y, además, porque aún presenta malestares atribuibles al consumo de la sopa con vidrio, lo que le ha significado incurrir en gastos en un tratamiento particular.

Ayer el afectado confirmó que interpuso denuncias en la Fiscalía del Ministerio Público y en el Servicio Nacional del Consumidor para que investiguen esta situación.