Senador Durana reiteró a Gobierno que otorgue luz eléctrica a General Lagos: Postes están instalados hace más de un año y aún no se concesiona energía

Senador por Arica y Parinacota, José Miguel Durana.

Parinacota es una zona con una baja densidad poblacional. Sus dos capitales comunales, Putre y Visviri, concentran un buen porcentaje de la totalidad de habitantes de la provincia y el resto de las personas están distribuidas en un vasto territorio ubicado en una gran altura geográfica sobre el nivel del mar, superando los 4 mil 500 metros.

Entonces, el servicio de distribución de electricidad en esta zona, resulta ser un desafío en sus aspectos técnicos y comerciales, pero sobre todo morales, porque no es posible que en pleno Siglo XIX chilenos que hacen Patria y soberanía, carezcan de un elemento tan básico, pese a existir recursos fiscales ya ejecutados en iniciativas de electrificación rural para la comuna.

Hace más de un año que se encuentran concluidas las obras de alumbrado público de la comuna de General Lagos con recursos fiscales del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) aportados por el Gobierno Regional, sin embargo, el proyecto no contempló la constitución de una empresa concesionaria de distribución ni tampoco la edificación de alumbrado público.

Por lo miso, el senador, José Miguel Durana, solicitó al Senado, que oficie al Gobierno para que busque una concesionaria que entregue energía, dado que la postación está instalada y las instalaciones comenzarán a deteriorarse, en el corto plazo, sin tener ninguna entidad responsable que se haga cargo. “Visviri que es la única zona oscura en el Tripartito con Chile y Perú”, advirtió.

Documento Cancillería
En el mes de junio, el Canciller recorrió Parinacota, hasta la frontera con Bolivia. Estuvo en Socoroma, Putre y Visviri, compartiendo con su gente que vive en la zona, y conoció la compleja realidad que viven y posteriormente, se reunió con subsecretarios y parlamentarios de Arica y Parinacota para iniciar la construcción del Plan Maestro.

Precisó que la región es de vital importancia para la política exterior de Chile, porque es la única que comparte fronteras con dos países, sin embargo, presenta asimetrías entre la zona costera (Arica) y el interior (Parinacota). La principal de ellas es que la población en el altiplano chileno ha disminuido a la mitad desde 1992: hoy el 98% de los habitantes de la región viven en Arica.

Un documento elaborado por la Cancillería señala que entre los motivos del despoblamiento está el déficit de infraestructura y de servicios básicos, decepción en las comunidades locales hacia el Estado, una imparable migración a la ciudad y pérdida de la raíz identitaria. Ello, mientras el sur de Perú experimenta el proceso inverso y el occidente boliviano exhibe una saludable evolución demográfica.