Remedios naturales para combatir la alergia en primavera

Carmen Gloria Pizarro, Secretaria de Estudios Carrera de Agronomía de la Universidad del Pacífico.

Por Verónica Marzolo
Comunicaciones Universidad del Pacífico

A veces los síntomas de la alergia primaveral no dan tregua, sin embargo, existen algunos remedios naturales que pueden ayudar a disminuirlos. Experta de la Universidad del Pacífico los da a conocer.

El remedio más común para combatir la alergia son los tradicionales antihistamínicos químicos, pero hay personas alérgicas que evitan consumirlos, ya que algunos dan sueño o porque simplemente prefieren evitar medicarse.

Si bien todo cuadro alérgico debe ser adecuadamente diagnosticado por un médico especialista, existen algunos remedios caseros o naturales que pueden ayudar a paliar los molestos síntomas de la alergia estacional.

Carmen Gloria Pizarro, Secretaria de Estudios Carrera de Agronomía de la Universidad del Pacífico, menciona los siguientes:

* Manzanilla de Castilla o manzanilla común: poseen propiedades antihistamínicas, antiespasmódicas y antiinflamatorias. Se debe usar la flor de esta planta en la preparación de infusiones.

* Aloe Vera: conocido también en otras latitudes como sávila o sábila, regenera las células de la piel, oxigena la sangre, limpia el tracto digestivo, lo mantiene libre de bacterias, y depura y tonifica el organismo, dado que potencia el sistema inmunológico con los polisacáridos que contiene. Se usa frecuentemente como extracto fluido y como crema. El primer método consiste en limpiar un trozo de esta hoja suculenta, a la que se le eliminan bordes y se pela la corteza; luego esta pulpa se puede mezclar con yogurt o con jugo de frutas o consumir directamente. Y el segundo método consiste en cortar un trozo de dos dedos, eliminar bordes y los extremos, y aplicarla directamente sobre la piel.

* Avena sativa: se considera dentro de aquellas especies que pueden ser utilizadas para tratar alergias en forma de jabón y geles de baño, ya que la avena contiene minerales como el cobre, cobalto, hierro, magnesio y zinc, junto con vitaminas tan importantes como la A, B1 y B2. Debido a la riqueza de estos nutrientes, su primera función es nutritiva, pero también se conoce como un excelente desinflamatorio, por lo que se convierte en un buen auxiliar de cuadros alérgicos.

* Cedro del Líbano: o /Cedrus libani,/ puede ser usado como emplastos y bálsamos, por sus propiedades antisépticas y para el combate de alergias y salpullidos.