¿Puede asumir Yasna Provoste como diputada?

Yasna ProvosteUna interrogante se suscita ante el inminente juramento de la recién electa diputado Yasna Provoste el próximo 11 de marzo, fecha en que se renueva la presidencia de la república, toda la Cámara de Diputados y la mitad del Senado.

La interrogante surge luego que Provoste, en su calidad de Ministra de Educación, enfrentara una acusación constitucional en el Congreso, donde había sido acusada de negligencia por diversas irregularidades en el pago de subvenciones escolares descubiertas por la Contraloría General de la República, en el Ministerio de Educación, cuyos montos ascendían a 262 mil millones de pesos, destinados a subvenciones escolares a colegios públicos y particulares subvencionados.

En la oportunidad, el 3 de abril de 2008, la Cámara de Diputados declaró procedente la acusación por 59 votos a favor, 55 en contra y dos abstenciones, quedando en ese momento suspendida de su cargo, hasta que el Senado resolviera la acusación.

El 16 de abril de 2008 se resolvió en el Senado la acusación, en una larga sesión, considerándola culpable por 20 votos a favor y 18 en contra, quedando destituída del cargo de Ministra de Educación e inhabilitada para ejercer cargos públicos hasta el 16 de abril del 2013.

Hasta aquí las cosas, al parecer Yasna Provoste podía perfectamente volver a ejercer cargos públicos, toda vez que se había cumplido el plazo de inhabilidad, sin embargo, quienes hayan estado en esta situación, no basta solo que se cumpla el plazo estipulado, sino que además, deben presentar su caso al ministerio al que pertenecía la afectada y solicitar, se les restituyan los derechos e idoneidad moral, rehabilitándola al efecto, mediante Decreto Supremo, para ejercer cargo público, aquello de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 38 letra f) de la ley 10.336 y conforme lo dispone el Instructivo N°61 de fecha 25 de mayo de 1994 del SEGPRES, firmado por don Genaro Arriagada Herrera, actualmente vigente.

A la fecha, no se tiene conocimiento de este trámite, y más aún, llama más la atención que ni el Servel, ni el Tribunal Electoral, ni partidos políticos, hayan hecho hincapié en esta situación, lo que impediría la asunción de Yasna Provoste el próximo 11 de marzo como diputada de la república, al no haber concurrido en un trámite que se le exige a todos los que hayan caído en sanción y quieran reincorporarse a las funciones públicas, ¿omisión?, ¿desconocimiento?, ¿o simplemente falta de rigurosidad?

Los expertos tienen la palabra.