ONG Cerjap ayudó a damnificados de Guañacagua

Denise Aravena, Coordinadora Social de Cerjap y el alcalde de Camarones Iván Romero, entregando la ayuda de la ONG a vecinos del poblado de Guañacagua.

Muchos pobladores de los pueblos del interior de nuestra región aún esperan por ayuda, y lo que es peor, temen que una nueva catástrofe climática, como la vivida producto de las lluvias estivales, se vuelva a repetir. “Resulta impactante el solo hecho de ver en terreno los estragos que provocaron los desbordes y crecidas de ríos; muchos pobladores aún no se recuperan del dolor que les causó perder sus cosechas y plantaciones. Un gesto de ayuda solidaria en estos difíciles momentos, puede ser solo un granito de arena en materia económica, pero es un estímulo para manifestarles que no están solos, y que les apoyaremos en cuanto podamos para que se vuelvan a levantar”, con estas palabras Denise Aravena, Coordinadora Social de la ONG, expresó la ayuda entregada a los pobladores de Guañacagua por parte de Cerjap.

“Nosotros comenzamos a monitorear la situación de los pueblos del interior desde el primer día de lluvias y crecidas; y para ello tomamos contacto inmediato con los dirigentes sociales de las distintas localidades. Guañacagua y su afectación producto de la necesidad de nylon para las casas, posibilidad de aislamiento latente, y el corte prolongado de agua potable, nos puso a prueba respecto de la rapidez para actuar y entregar ayuda”, señaló Tulio Carvajal, presidente de Cerjap.

“Para nosotros como pobladores de Guañacagua es tremendamente gratificante ver como jóvenes profesionales se preocupan de nuestra situación, y su empeño por ayudarnos y entregarnos soluciones. La verdad es que estamos inmensamente agradecidos de saber que podemos contar con ellos, y de recibir su ayuda”, manifestó Yasna Manzanares, presidenta del Centro de Madres San Pedro de Guañacagua.

“Hoy, gracias al aporte de empresas privadas de nuestra región, comprometidas con esta iniciativa social solidaria, se nos ha permitido acudir en ayuda de los pobladores de Guañacagua, y entregar a ellos soluciones inmediatas, para con la emergencia que les ha tocado enfrentar, muchas veces escuchamos las criticas al centralismo al decir que Santiago no es Chile; del mismo modo hoy decimos con fuerza ¡No olvidemos a nuestro pueblos del interior!, ellos requieren toda la ayuda posible, y un compromiso social permanente, que no nos podemos dar el lujo como sociedad de olvidar”, agregó Carvajal.

El periodo de lluvias estivales, según lo manifestado por los propios habitantes de Guañacagua, se podría perfectamente prolongar hasta finales de marzo del presente año. “Lo cual nos hace ratificar nuestro compromiso social de estar alerta a sus necesidades, y acudir en su ayuda lo más pronto posible ante una nueva emergencia.
Ellos ya lo saben, ¡No están solos! y cuentan con nosotros para apoyarles en cuanto podamos para que se vuelvan a levantar”, acotó la Coordinadora Social de Cerjap, Denise Aravena.