Juez declara ilegal orden de detención que dictó para padre sospechoso de dejar en riesgo vital a lactante

Por Ximena Astudillo A.

Fiscalía fracasa en su intento de aplicar principio de extraterritorialidad a delito cometido en Tacna, debido a error en trámite judicial para aprehender al eventual imputado.

En menos de 24 horas, el juez de Garantía de Arica, Héctor Barraza debió declarar ilegal la orden detención que él mismo había otorgado, a solicitud de la Fiscalía del Ministerio Público, para aprehender e imputar por parricidio frustrado a un padre, que habría golpeado a su hijo de un mes y 12 días en una vivienda en Tacna y luego cruzó la frontera para internarlo en el “Hospital Juan Noé”. En el centro asistencial el lactante ingresó con convulsiones y evidenció un Traumatismo Encéfalo Craneano (TEC) que lo mantiene en estado grave.

Al realizarse la audiencia de control de detención, el defensor penal público Sergio Zenteno cuestionó la competencia del magistrado -quien fue nombrado hace dos semanas en su cargo, tras ejercer como secretario de la Corte de Apelaciones de Arica-, al haber tramitado este miércoles, una orden de detención en contra de Fernando Lobo Garrido por las lesiones que presentaba su hijo R.M.L.P.

“Lo que hicimos como Defensoría fue plantear la incompetencia del Juzgado de Garantía, para solicitar esa orden de detención respecto de un delito extraterritorial cometido por un chileno contra otro chileno. El Ministerio Público si quería pedir una orden de detención, debió a haberla solicitado el Juzgado de Garantía de turno de Santiago si quería formalizar. Hoy mi representado está en completa libertad”, indicó el defensor.

El abogado esgrimió la vulneración del artículo 167 del Código Orgánico de Tribunales, que reserva esta facultad de persecución extraterritorial, sólo a los juzgados que pertenecen a la Corte de Apelaciones de Santiago, para delitos cometidos por un chileno contra otro connacional fuera del territorio.

La norma señala expresamente que “los Jueces de Garantía y de los Tribunales Orales en lo Penal respecto de los delitos perpetrados fuera del territorio nacional que fueren de conocimiento de los tribunales chilenos serán ejercidas, respectivamente, por los Tribunales de Garantía y Orales en lo Penal de la jurisdicción de la Corte de Apelaciones de Santiago, conforme al turno que dicho tribunal fije a través de un auto acordado”.

Así, la Fiscalía de Arica sufrió un duro revés, dado que en esa misma audiencia, pretendía aplicar, en forma inédita, el “principio de extraterritorialidad”, establecido en el artículo 6°, numeral 6 del mismo Código, Orgánico de Tribunales. Ello atendiendo que el delito de parricidio frustrado, lo habría cometido en Tacna un padre de nacionalidad chilena contra su hijo connacional.

La fiscal a cargo de investigar el caso, Jocelyn Castillo, señaló que las acciones para lograr la detención y formalización del padre del bebé, “serán estudiadas en las próximas horas por nuestra unidad que ve casos internacionales, por lo que no podemos adelantar cómo procederemos”.

En sollozos constantes, la audiencia fue seguida por la propia madre del bebé en la sala. Una vez que fue decretada la libertad de su marido, ella corrió a abrazarlo y evitaron dar una versión del caso.

TEC grave
La Dirección del Hospital Juan Noé de Arica informó que el lactante se encuentra internado en el Servicio de Pediatría, tras ser ingresado a las 7 de la mañana del miércoles por sus padres.

“Luego de la realización de un escáner, se confirmó el diagnóstico de traumatismo encéfalo craneano (TEC). El paciente se encuentra aún internado en cuidados intensivos del Servicio de Pediatría. Su estado es grave, estabilizado y con pronóstico reservado”, indica el comunicado del centro asistencial.

Desde Tacna a Arica
En la audiencia de control de detención, la fiscal Jocelyn Castillo reveló que la tarde del martes en Tacna, la madre del niño, Edith Paucar Linares –de nacionalidad peruana-, dejó al bebé con su padre mientras ella iba a buscar a su otro hijo a un taller de oratoria. Minutos antes, ambos padres habían sostenido una discusión porque el bebé lloraba mucho, lo que hizo dudar a su progenitora de dejarlo en la casa, pero finalmente decidió salir sola.

Según la declaración de la mujer ante la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI, no habría demorado más de media hora. Al volver y cambiar el pañal al niño, advirtió algunos hematomas en el cuerpo del bebé además de un llanto incontrolable. La madre le habría aplicado ibuprofeno para calmarlo, sin embargo horas más tarde empezó a convulsionar, por lo que junto al padre decidieron traerlo de urgencia a Arica, pasando por la frontera en la madrugada, para internarlo a las 07.00 de la mañana de ayer (miércoles) en el Hospital Juan Noé.

El informe pericial de la BH al examinar al bebé en el centro asistencia, reveló una fractura en el costado derecho de la cabeza y hematomas en sus costillas, en las zonas cercanas a los ojos y labios, y en las piernas.

El director regional del Servicio Nacional de Menores (Sename), Pablo González confirmó que un equipo de su organismo está prestando asistencia al lactante y que, una vez que el Ministerio Público determine el camino judicial a seguir, evaluarán medidas de protección para el menor, dentro de las cuales no se descarta una solicitud de alejamiento del padre.