Importante planta de tratamiento y elevadoras de aguas servidas posee Aguas del Altiplano en la región

Foto: Juan Carlos Recabal

Aguas del Altiplano posee una importante planta de tratamiento de aguas servidas, ubicada en Chinchorro Norte, que inició su funcionamiento en el año 1989, con la finalidad de evitar enfermedades en la población y la contaminación a la playa Chinchorro. A esta planta de tratamiento se le suman dos plantas elevadoras de aguas servidas, situadas en Chinchorro Sur y John Wall en Arica.

Diariamente la planta Chinchorro Norte, recibe las aguas servidas de la ciudad, las cuales contienen desechos domiciliarios, muchos de estos no aptos para el funcionamiento adecuado de las redes de agua servida. En diversas ocasiones llegan hasta la planta de tratamiento, pañales, trapos, ropa, zapatos, balones, piezas de electrodomésticos, incluso colchones, entre otros, objetos que son arrojados indebidamente y de forma directa a las cámaras de alcantarillado.

Mensualmente se retiran un promedio de once toneladas de basura de las aguas servidas que llegan a la planta tratamiento, las que posteriormente son introducidas en bolsas de color verde, debidamente selladas y llevadas a un sector apartado de la basura común en el Vertedero Municipal. En este lugar los desechos son acopiados y luego tapados para dar cumplimiento a la exigencia realizada por la Seremi de Salud. El sitio designado por las autoridades pertinentes se encuentra debidamente señalizado con un letrero de Aguas del Altiplano.

En lo que respecta al emisario, este se encuentra situado en el sector norte de la ciudad, el cual tiene como finalidad trasladar al mar los residuos líquidos, sin químicos, a una distancia de 2.100 metros de la costa.

Aguas del Altiplano cuenta con un sistema de gestión integrado, lo que permite certificarse en ISO 9.001, Gestión de la Calidad; OHSAS 18001, Gestión de Seguridad y Salud de ISO 14.001, Gestión Ambiental.

Para tranquilidad de la comunidad las plantas de tratamiento y elevadoras de aguas servidas de la empresa sanitaria, cumplen con toda la normativa establecida por la autoridad sanitaria. Aguas del Altiplano es constantemente fiscalizada por la Superintendencia de Servicio Sanitario y la Seremi de Salud, quienes realizan controles de monitoreo (muestras y análisis del agua) tanto en la ciudad como en el sector costero. Muestras que permiten identificar la existencia de alguna anomalía o contaminación que pueda afectar a la comunidad.