Implementan en restaurantes menús interactivos vía tablets para fomentar el enoturismo

enoturismo_1_copiaDesde la semana pasada, los clientes de seis prestigiosos restaurantes de Santiago reciben una atractiva información, a través de tablets que estarán dispuestas en sus establecimientos, y que arrojarán antecedentes sobre el maridaje (unión entre comida y vino), la viña seleccionada, el lugar donde se encuentra ubicada y las características de los valles y geografía.

Todo ello gracias a una aplicación desarrollada para sistemas IOS y Android en el marco del proyecto “Enoturismo en los Valles Limarí, Colchagua, Casablanca, Maipo, Curicó y Maule a través de la aplicación de plataformas TICs de uso en restaurantes”, financiado por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), del Ministerio de Agricultura, y ejecutado por la Corporación Chilena del Vino (CCV).

La idea es promocionar el enoturismo para potenciar y gestionar la riqueza vitivinícola de algunos valles, mediante una aplicación tecnológica interactiva de fácil uso e implementación, la que —a su vez— posibilitará la asociatividad entre los polos gastronómicos de Chile y potenciales sitios turísticos, como los valles vitivinícolas.

Manuel Flores, gerente técnico de la CCV, comenta que la iniciativa surge porque “nos dimos cuenta que a Chile vienen extranjeros a hacer negocios y van a un restaurante y consumen vino, pero esa experiencia sólo queda ahí. Nosotros queremos que el turista se quede y recorra desde el origen de producción de lo que está probando, la viña y visite la zona geográfica”.

Actualmente, participan los restaurantes: Casa Lastarria (Santiago), Caleta Lastarria (Santiago), Tierranoble (Las Condes), El Cid (Sheraton), El Mesón de Juan (Vitacura) y El Apero (Vitacura). Desde este 23 de enero, en los sitios señalados, estarán disponibles las tablets para que los clientes puedan experimentar el uso de esta nueva aplicación.

Al mismo tiempo, son 15 viñas integradas en esta etapa, De Martino, Odfjell Vineyards, Terramater, Aquitania, Cousiño Macul, Pérez Cruz, La Montaña, Miguel Torres, Casa Silva, Santa Cruz, Von Siebenthal, Casas del Bosque, Indómita, Mannle y Tabalí.

Con el proyecto, que tuvo un costo de $140 millones, se desarrolló una plataforma tecnológica especial que contiene la información de cada restaurante y viña, fotografías, mapas, los platos y maridajes; además se adquirieron las tablets para uso de clientes y se capacitó al personal de los restaurantes involucrados, generándose un modelo de negocio, que busca integrar a más restaurantes y viñas interesadas.