Fraternidad Achachis Generación 90 desentierra al Rey Pepino

Por Ada Angélica Rivas

El llanto estremecedor de las cinco viudas presentes ante una colorida urna, no dejó indiferente a la multitud que participó en el desentierro del Rey Pepino, actividad organizada por el bloque de las Cholitas Sedlosas y sus morenos Sedkantes, de la Fraternidad Achachis Generación 90, liderada por su presidente Cristian Zavala.

En la parcela de el Chamán, ubicada en el cerro Sombrero, el domingo desde las 13 horas se dio inicio a esta tradicional ceremonia, donde el pepino dentro de un ataúd (un hombre vestido de un colorido traje similar a un arlequín) fue llorado y paseado por bailarines, chutas, choleros, cholitas y viudas “rompe catres”, hasta que despertó con su alegría para dar inicio al baile en el local y luego en San Miguel de Azapa.

Esta tradición nace de los residentes bolivianos y tiene como personaje central al “Pepino”, travieso, coqueto, bueno para hacer bromas, que trae fertilidad y abundancia en la fiesta de “la carne”, más conocida como el “domingo de Tentación”. El Pepino, representa literalmente la parte fálica y el aspecto varonil del hombre, y es llorado en forma muy sentida por las viudas hasta que despierta con un beso y las palabras del compadre que lo incita a despertar.

Los diversos bloques de la Fraternidad, después de bailar en el cerro Sombrero, para celebrar el desentierro del Pepino y recuperarse con una deliciosa kalapurka, participaron del carnaval en San Miguel de Azapa, para luego retornar a la fiesta con sus coloridos trajes y máscaras hasta el próximo año, cuyos “pasantes” o encargados de la organización de la fiesta, quedaron comprometidos para continuar con esta tradición.

Ver galería de fotos AQUÍ