En frontera con Perú pesquisan ingreso ilegal de peces ornamentales vivos

El primer decomiso de peces ornamentales vivos se realizó en el Complejo Fronterizo Chacalluta, a través de una fiscalización conjunta entre el Servicio Nacional de Aduanas, la Brigada de Delitos Medio Ambientales y Contra el Patrimonio Cultura (Bidema) de la PDI y el Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca).

Al revisar un vehículo conducido por un chileno que regresaba desde Tacna, personal de Aduanas descubrió 33 bolsas con 63 ejemplares de peces de acuario que estaban escondidos en un sector del móvil habilitado especialmente para el transporte subrepticio de los animales.

El conductor, con domicilio en Arica, fue detenido por unas horas y quedó citado por la Fiscalía del Ministerio Público, por la infracción al Artículo 137 de la Ley General N° 18.892 de Pesca y Acuicultura, es decir, la internación de especies hidrobiológicas sin certificación sanitaria, que sanciona con presidio y multa este delito.

El director regional de Sernapesca, Christian de la Barra explicó que “en este primer decomiso de esta especie que registramos en la frontera, los peces fueron incautados debido a que no tenían la certificación sanitaria de un plantel de origen reconocido en Chile. El ingreso sin certificación pone en riesgo el patrimonio zoosanitario de nuestro país, por lo que ahora los peces tendrán que ser eliminados lamentablemente”.

La autoridad explicó que Sernapesca autoriza a centros importadores que tienen acreditados procesos de cuarentena, condición que los habilita para comercializar legalmente estas especies. “De esta forma evitamos que ingresen especies con alguna enfermedad transmisible en el país. Lo que buscamos es que quienes deseen adquirir peces ornamentales, lo hagan en centros autorizados por nosotros”, precisó.

El decomiso involucró la intervención de tres instituciones que integran el Comité de Fiscalización Interinstitucional (COFI) del Complejo Fronterizo Chacalluta. Esta instancia, a través de coordinaciones interinstitucionales e intercambio de información, permite lograr la pesquisa oportuna de delitos cuando las personas ingresan a Chile por el límite con Perú.