EL DUENDE NEGRO: “Y verás como quieren en Chile, al amigo cuando es forastero”

Todo tomando su ritmo normal de trabajo en Macondo…los muchachos acostándose temprano y levantándose mucho más temprano aún, los tacos en todo su esplendor, las elfinas, nereidas, brujitas y haditas, preparando las mochilas que sus querubines no preparan y los trolls, duendes elfos, gentiles y tuetués, acumulando imprecaciones y palabras groseras y soeces para descargarlas en el endemoniado tránsito matinal cuando van a dejar a sus peques al colegio…así ya estamos a todo ritmo en este 2019…

Entre tanto ir y venir a Tacna, pe, queridos amigos, hemos sido testigos del abuso que comenten los conductores y auxiliares de la locomoción que lleva y trae pasajeros.

Muy interesante sería que hubiera una fiscalización al respecto, especialmente en el cobro que se hace a quienes viajan, ya que mi querido murciélago Vanderweg, observaba atentamente, en uno de los buses el tratamiento económico que les dan a los extranjeros, en este caso puntual a los queridos “Venecos”, quienes han atravesado toda América para llegar a Chile…En la vecina ciudad de Tacna, toman la locomoción para venir a esta larga y angosta faja de tierra. Primero hay que asegurarse que lo traerán, total el vil billete es el que manda, y si no hay asiento, hay que venirse de pie. Me contaba Vanderweg desde su posición en el techo del bus, colgando patas arriba, observaba como a quienes se vienen de pie, les cobran el pasaje completo. Si quieres viajar, se cobra completo. ¿Está permitido traer pasajeros de pie?

La atención de Vanderweg se posó en el ayudante del conductor, quien se paseaba por el estrecho pasillo y se acercó a un grupo de seis venezolanos que venían a Chile…Ustedes no han pagado…ya saltando con los piticlines…al preguntársele que cuánto les habían cobrado, ellos dijeron $ 24.000, es decir les cobraron el doble.

Vanderweg que es muy inquieto, siguió a los venecos hasta el control de policía internacional y allí les preguntaron que cuánto dinero traía…y uno de los muchachos les dijo que 900 dólares…”a ver, cuéntelos”…y comenzó a contarlos, a todo esto a su lado tenía al auxiliar del chofer del bus, que se le llegaban a salir los ojos al ver la plata gringa, hasta que una elfina le dijo: “oiga se les están poniendo los ojos turnios con los dólares del venezolano”…allí trató de hacerse el leso, no sin antes intentar cobrarle un poco más por el pasaje.

Esto es lo que pasa en el transporte internacional, sin escrúpulos, tratan de esquilmar a los extranjeros. Esto ocurrió en un bus blanco placa patente VV….lo vamos a dejar en la incógnita, a la próxima este Duende, los va a denunciar por frescos y aprovechadores…

Hay hartas copuchas más, pero quedarán algunas para Wácalas y otras para futuros Duendes…está movida la cuestión, sino, lean la wácala de hoy…

Y llegamos al final…mi escoba azul, para irme el vuelo directo hacia las Cuevas de Anzota a preparar el aquelarre de hoy, que va a estar muy bueno…Nos vemos el próximo martes, siempre aquí en AricaMia…chau…clarke…clarke.

EL DUENDE NEGRO
Tuiter: @Duendenegro47
Email: elduendenegro@aricamia.cl