Declaración ciudadana de Arica y Parinacota

Foto: {Alvaro Vega
Foto: {Alvaro Vega
En Arica a 25 de Enero del 2014, señalamos:

1- Ciudadanos, ciudadanas, movimientos y organizaciones sociales de Arica y Parinacota, ha llegado la hora de la convivencia pacífica entre los pueblos, de la integración, el desarrollo y la paz. Nos encontramos en un territorio de multiculturalidad latente, en una zona de confluencia de identidades y nacionalidades diversas, con más de 11.500 años de historia, en una tierra hermosa y privilegiada.

2- Históricamente, la ciudad de Arica y Tacna han coexistido entrelazadas, con sentimientos de hermandad y unidad. Desde antes de la Guerra del Pacífico, ha existido intercambio comercial y suplencia humana entre las urbes.

Aun después del Tratado de Lima, que divide ambos territorios en 1929, transciende la unión y reciprocidad entre Ariqueños-Chilenos y Tacneños-Peruanos.

Sin embargo, frente al inminente Fallo de la Corte Internacional de la Haya, esta fraternidad entre ambas ciudades se ha visto cuestionada por “pseudos patriotismos”. Existe temor entre los ciudadanos Ariqueños y Tacneños, ya que nos podemos ver afectados ante decisiones mal tomadas por el Estado Chileno o por el Estado Peruano, que pasen a llevar la hermandad natural de ambas urbes. El centralismo y chovinismo ha desencadenado en un sin número de exaltaciones con tinte bélico por parte de compatriotas del país, que afectan el diario vivir y la casi nula estabilidad que venimos arrastrando los ariqueños y parinacotenses.

Jamás se nos hizo una consulta ciudadana, por ejemplo, respecto a nuestro sentir local y las repercusiones que la resolución del Tribunal Internacional traería en el aspecto de los trabajadores del mar.

El Gobierno del actual Presidente Sebastián Piñera, ha tenido poca voluntad política a nivel internacional y un nefasto tratamiento frente a la resolución de la Haya. Chile no fue capaz de sentarse a conversar la problemática con el Perú. La Haya es la última de las instancias, pero para Chile fue la única.

Si Arica y su gente se ve afectada, creemos que el Estado debe responder y hacerse cargo.

3- Estamos frente a una inminente decisión que podría delimitar nuevamente nuestras fronteras marítimas y donde muchos chilenos y chilenas ya la sienten perdida, llamando y apoyando deliberadamente a una guerra con el Perú. ¿Pero existieron los mismos cuestionamientos cuando se discutía la Ley de Pesca o cuando ésta se promulgó, pasando el mar chileno directamente a las “siete familias más poderosas de Chile”?

¿Solicitaron guerra a Angelini y compañía?

¿Pensaron en alistarse para la guerra en contra de estas siete familias dueñas y controladoras de la economía del país?

Hacemos esta reflexión como ciudadanos y ciudadanas que vivimos y hacemos territorio en esta punta de Chile. Ciudadanos ariqueños y ariqueñas, jóvenes y adultos, pescadores, aymaras, quechuas, afrosdescendientes, colombianos, peruanos, bolivianos, asiáticos, blancos, mestizos y mapuches. Todos UN solo pueblo, que nos encontramos en una disyuntiva al mantener sentimientos encontrados con un país que nos ha mantenido desde siempre abandonados, liderando tasas negativas de suicidio, VIH-SIDA, contaminación de plomo y arsénico en la ciudad y el interior de la región, agua potable con altos índices de boro, tasas de empleo inestable, pasar de ser un puerto libre con fronteras abiertas al comercio, a vivir como un enclave militar o “carne de cañón” como le decimos acá. No podemos entender como la República del Perú potencia a la vecina ciudad de Tacna, mientras Chile solo se limita hasta Iquique. Y es que Arica y Parinacota vive atrapada entre “tres fronteras” que la limitan en su crecimiento y fortalecimiento.

4- Parece contradictorio que después de años de abandono y de un Estado que hace vista gorda a nuestras problemáticas, el Presidente de la República habla de defender la soberanía marítima y territorial del país, reafirmando con ello que el Estado de Chile se acuerda de la existencia de Arica y Parinacota cuando Lima o La Paz entran en conflicto con Santiago.

La región de Arica y Parinacota ha sufrido postergación de parte del Estado Chile y creemos que esa situación debe terminar. Que todo Chile se entere de lo que sucede en ésta zona y que ariqueñas y ariqueños hacemos patria a diario, a pesar del tratamiento que el Estado ha tenido con la región. Desde hace cuarenta años, sucesivos gobiernos han dejado a la deriva a Arica, permitiendo que se genere un desarrollo desigual con nuestros vecinos de Tacna, no favoreciendo las inversiones ni el desarrollo.

Por todo lo expuesto, los ciudadanos y ciudadanas de Arica y Parinacota, así como las organizaciones y movimientos sociales que firman ésta declaración, concluimos lo siguiente:

Que frente al Fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, aceptaremos y respetaremos la resolución, sea cual sea ésta.

Que exigiremos al Estado Chileno implementar las medidas necesarias para atenuar, minorar y reducir las consecuencias que podría traer para la ciudad de Arica, un fallo adverso para Chile. Dichas medidas tienen que pasar por una previa consulta pública, que deberá efectuar el Estado a la ciudadanía ariqueña y parinacotense.

Que exigiremos ante un fallo adverso, que el Estado Chileno, a través de las autoridades competentes, establezca diálogo con los pescadores artesanales afectados, para que se les den soluciones concretas y no “aspirinas”, y también para que se cumpla con todo lo que los trabajadores del mar les soliciten. Como ciudadanos y ciudadanas nos comprometemos a apoyar las reivindicaciones de los pescadores y a acompañarlos en este complejo proceso.

Que exigiremos ante un fallo adverso, que el Estado de Chile nutra las relaciones bilaterales con el Perú y permita que la hermandad entre Arica y Tacna se mantenga y mejore.

Que exigiremos que el Estado Chileno tome en cuenta las múltiples problemáticas que afectan día a día a nuestra región e implemente medidas especiales que impulsen el comercio, el turismo y la Integración, en una convivencia pacífica con nuestros vecinos. Exigiremos, además, una distinción correspondiente a la región de Arica y Parinacota, declarándola territorio especial e impulsando Políticas de Estado que den autonomía a las decisiones que tomen los habitantes de la región en conjunto con las autoridades regionales. Que cada medida que se implemente sea con base ciudadana, que surja de la participación activa de la comunidad. Que en Arica y Parinacota se implante la primera etapa de verdadera descentralización de la República de Chile. Además, frente a la problemática de las minas antipersonales, exigiremos acelerar el desminado humanitario, debido que la instalación de las minas antipersonales y antitanques han constituido una amenaza para el desarrollo, la cultura, la prosperidad y la convivencia Pacífica de las comunidades del Pueblo Aymara de Chile, por lo mismo, exhortamos al Estado a que tome acciones y despeje la amenaza en el territorio del Pueblo Aymara.

Para finalizar, hacemos un llamado para que seamos nosotros los ciudadanos y ciudadanas de Arica y Parinacota, quienes luchemos por la unidad e integración, salvaguardando nuestra historia de multiculturalidad y diversidad. Desde aquí en adelante, queremos que el poder ciudadano decida el futuro de nuestro territorio. Que los ciudadanos y ciudadanas seamos capaces de cuestionar y dar soluciones. Que nos mantengamos activos siempre, que abramos los ojos y despertemos la conciencia. Que el trabajo que llevemos acabo sea de avance al desarrollo, siempre con autodeterminación social y participativa. Para mejorar nuestra calidad de vida necesitamos una ciudadanía activa. Nos merecemos más y debemos demostrárselo al centralismo imperante en Santiago. No somos menos, aspiremos a ser iguales y mejores.

Enriquezcamos la hermandad con Tacna y con el peruano. También con el boliviano, con el afro, el aymara, el quechua, el mapuche, el blanco, el mestizo. Somos un territorio de una multiculturalidad latente y debemos sentirnos orgullosos de ello.

Organización Social y Cultural de DDHH, Arica y Parinacota
Consejo Autónomo Aymara
Colectivo Pasión Feminista
Organización Vía Arica Parinacota
Red Chilena contra la violencia hacia las mujeres y niñas de Arica y Parinacota
Agrupación de jóvenes “Manos que Ayudan”
Centro de comunicación e Investigación indígena Chaskinayrampi
Asociación Suma Qamaña
Maria Soledad Carrasco – Poeta y escritora
Organizacion de mujeres afrodescendientes de chile “LUANDA”
Comunidad Mapuche Pikun Arica Autónoma
Juntos Por la vida
Club Leo de Tacna
Movimiento Reactiva.