Continúan las fiscalizaciones por extracción ilegal de aguas en el valle de Azapa por parte del MOP

Acciones se enmarcan en el Plan de Gobierno para frenar la sobreexplotación de las cuencas.

Una nueva fiscalización coordinada entre el Ministerio de Obras Públicas, a través de la Dirección General de Aguas y la Bidema de la PDI, constató la extracción ilegal de aguas desde un pozo ubicado en un predio del kilómetro 1 ½ del valle de Azapa.

El seremi de Obras Públicas Guillermo Beretta, manifestó que la acción se enmarcó dentro del plan intensivo de fiscalizaciones “y tiene como objetivo dar seguridad hídrica, frenando la sobreexplotación de cuencas, y de esta forma garantizar un 100% de certeza jurídica respecto de los derechos de aprovechamiento de aguas”.

La autoridad explicó que en este caso los funcionarios de la DGA, a cargo del director regional Cristián Saez, constataron la usurpación de aguas. La fiscalización arrojó que el dueño del predio tiene acciones por 2,5 litros por segundo. Sin embargo, los fiscalizadores corroboraron la extracción ilegal de 6,7 litros por segundo.

El seremi agregó que en este caso “la extracción fiscalizada supera los derechos de propiedad, perjudicando al conjunto de usuarios del acuífero, quienes por esta acción irresponsable disponen de menos recursos para sus actividades. Por lo mismo, continuaremos con el programa de fiscalización e intensificaremos los procesos a lo largo de todo el valle”.

Fiscalización
En el lugar, los funcionarios de la DGA junto a la PDI, notificaron los derechos al dueño del predio fiscalizado, por lo que ahora será el Ministerio Público, el que continuará con las investigaciones por extracción ilegal, cuyas sanciones están estipuladas en el Código de Aguas.

El director regional de DGA, Cristián Saez, destacó que está fiscalización es la número 21 y son parte del Plan de Gobierno para frenar la sobreexplotación de las cuencas y, también, del programa anual de la Dirección General de Aguas, que en este caso se desarrolló en el valle de Azapa, que está catalogado como zona de restricción.