CONAF inauguró muestra itinerante del Distrito Arqueológico Las Cuevas del Parque Nacional Lauca

ConafHablar de la Reserva de Biosfera Lauca en su conjunto, o del Parque Nacional Lauca en particular, trae inmediatamente a la memoria las imágenes de la flora y fauna, así como las bellezas escénicas –volcanes, nevados y bofedales- que reúne esta área silvestre protegida. No muchos saben sin embargo, que este territorio también alberga lo que se considera la ocupación humana más antigua a nivel de la puna o altiplano de la región, datado mediante carbono 14 en 10.040 años antes del presente. Estamos hablando del Distrito Arqueológico Las Cuevas.

Resaltar y trasmitir a la comunidad regional la importancia de este lugar, fue el propósito de CONAF Arica y Parinacota para dar vida a la muestra itinerante “Puesta en valor del Distrito Arqueológico Las Cuevas – Parque Nacional Lauca”, lo que se materializó a través del aporte conjunto de la estudiante egresada de Antropología, mención Arqueología de la UTA, Lilian Briceño Jorquera y el dibujante ariqueño José Vergara, quien interpretó artísticamente lo que pudo haber sido la actividad cotidiana de los cazadores-recolectores que recorrieron la zona en el pasado.

La muestra, en exhibición en el hall del Teatro Municipal la presente semana, reúne duplas de fotos y dibujos de las diversas estructuras que integran Las Cuevas, así como gigantografías con la información didáctica realizada por Lilian Briceño, quien el 2012 realizó su práctica profesional en CONAF, y luego comprometió su aporte para generar educación patrimonial, tras sistematizar la información arqueológica del lugar.

Estructuras circulares y semi-circulares –presumiblemente usadas como lugares de descanso y protección del viento-, apachetas, como lugar de ofrenda de los pastores transhumantes, y que tiene vigencia hasta la actualidad, así como el refugio rocoso Las Cuevas propiamente tal, donde en 1979 se iniciaron los estudios arqueológicos y se hallaron puntas de flecha, un fogón y hasta un diente de tiburón, así como el impresionante chaku o manga de captura de vicuñas, hecho en laderas de piedras son algunos de los elementos que conforman el distrito arqueológico emplazado a unos 22 kilómetros de Putre y a unos 5 kilómetros de la entrada occidental del Parque Nacional Lauca.

Héctor Peñaranda, director regional de CONAF resaltó que “para nadie es un misterio que CONAF lleva más de 40 años trabajando en las áreas silvestres protegidas, y siempre se la relaciona con la flora y la fauna de estos lugares, pero a veces queda un poco desconocida la existencia en estos territorios de los recursos culturales y arqueológicos que son parte de nuestra historia”. Peñaranda hizo también un llamado en la oportunidad a “no olvidar el problema de la basura en el Lago Chungará, pero también en Arica, y a la necesidad de una toma de conciencia frente a este tema, si queremos ser realmente una región turística”..

Cápsula del pasado
Como una ´cápsula del pasado”, catalogó Lilian Briceño, los aleros de Las Cuevas. La estudiante, hoy tesista de la UTA, señaló que “la región tiene un patrimonio arqueológico muy interesante, muy potente, con una conservación maravillosa, lo que nos acerca mucho a reconstruir ciertos aspectos de las poblaciones del pasado”. A su juicio “estudiar lo que fueron esas poblaciones, permite entender el presente y también tomar medidas para el futuro”. Resaltó asimismo que “traspasar este patrimonio permite generar identidad, que en algunos lugares existe y en otros no. Y sabemos que con identidad han un mayor resguardo y valoración del patrimonio como algo propio”, indicó.

Por su parte, el dibujante José Vergara comentó que “fue todo un desafío, porque si bien simpatizo con esa idea de los diez mil años de historia, no estoy conforme con que haya un bache, un vacío grande no se sepa qué se hacía en esos diez mil años de historia, entonces para mí como creador, como dibujante, es un desafío llenar esos años con las imágenes que faltan de ese período”. Sobre la divulgación propiciada por CONAF indicó que “me parece muy bien, porque en nuestras nuevas generaciones está la esperanza de que conozcan y valoren nuestra tradición, nuestra cultura”.

Juan Chacama, profesor guía de Lilian Briceño, valoró la oportunidad dada por CONAF a los estudiantes de la UTA y resaltó que la defensa de nuestro patrimonio cultural parte de la educación. “Si somos capaces de que la gente conozca el significado de lo que hacemos, la comunidad tendrá más cariño por su patrimonio”.

Chacama, quien estuvo en las excavaciones de Las Cuevas del 79 y el 81, piensa que el área de investigación puede dar más sorpresas. “Sitios de diez mil años de antigüedad son sólo cinco o seis en la región, y la mayoría están en el altiplano. Y ya que este lugar proveía de pasto y agua a los camélidos, la ocupación no sólo debió estar centrada en el alero de Las Cuevas, por lo que una investigación sistemática a gran escala debería dar mayores antecedentes”, opinó.

El académico valoró asimismo que “la cercanía de Las Cuevas con la estación o guardería que tiene Conaf, allí realmente adquiere más sentido para este trabajo, porque se puede ser incorporada en un ámbito de difusión más amplio, sobre todo a los turistas que llegan al Parque Nacional Lauca”.

Similar valoración hizo José Barraza, del Consejo de Monumentos Nacionales. Felicitando a CONAF precisó que la muestra “es una forma muy didáctica y valorable para poder difundir y conservar el rico patrimonio que tenemos en las áreas silvestres protegidas. Esta misma situación ocurre en el Monumento Natural Quebrada de Cardones, y en general en todo el territorio que conforma el SNASPE, el que reúne un rico patrimonio cultural