Conaf Arica revela magníficas imágenes de un puma tomadas con las cámaras-trampas

Foto_ Gentileza Conaf
Foto_ Gentileza Conaf
Imágenes en primer plano de un puma, se añaden ahora a las inéditas fotos del quirquincho de la puna, gracias a las cámaras-trampa instaladas por CONAF en las áreas silvestres protegidas de Arica y Parinacota.

Las nuevas fotografías captadas en los altos de Polloquere, a más de 4.300 metros de altura, revelan la belleza y magnificiencia de este ejemplar, de la especie Felisconcolor, el que se observa en actitud de alerta, por sus orejas hacia atrás, por hallarse en zona de quirquinchos.

El director regional de CONAF, Héctor Peñaranda destacó que “esta serie gráfica que se está logrando muestra la vida silvestre de nuestro altiplano, la que es desconocida para muchos habitantes de la región. Por ello queremos mostrarla, darla a conocer y motivar la valoración y el amor por este patrimonio”.

Álvaro Palma, veterinario a cargo del proyecto de Evaluación de la población de quirquinchos (Chaetophractucnatione) en sectores del Parque Nacional Lauca y el Monumento Natural Salar de Surire, precisó que “las cámaras-trampa han significado un registro inédito en la región, el que si bien está enfocado principalmente en el quirquincho, se ha ampliado en la práctica a la fauna asociada”.

El profesional agregó que “esto es una riqueza para efectos de investigar y avanzar en la conservación de las especies, y además contribuye al gran interés de parte de CONAF de mostrar al público en general que la vida silvestre de nuestras áreas protegidas está ahí, presente en estos lugares extremos, viva y hay que velar porque siga así”.

¿Por qué el énfasis en el quirquincho?
Para la CONAF regional la mira está ahora en lograr un Plan de Conservación para el quirquincho de la puna (Chaetophractusnationi), el que vendría a ser el quinto Plan de Conservación para especies de nuestra región. Este instrumento tiene una connotación nacional, por lo tanto representa un respaldo para ejercer gestión en la materia.

Actualmente la región tiene cuatro planes de conservación respecto de especies con problemas de sobrevivencia: ellas son la vicuña, el suri o ñandú de la puna, la taruca o huemul del norte, del ámbito de la fauna. El cuarto Plan de Conservación en tanto, corresponde a la especie arbórea Polylepis o queñoa, la que incluye tanto a la queñoa precordillerana como a la queñoa de altura.

Actualmente el quirquincho de la puna está catalogado EN PELIGRO, en el Libro Rojo de los Vertebrados (CONAN, 1993) y además clasificado En peligro de Extinción según el DS N°5/98 del Ministerio de Agricultura (Reglamento de la Ley de Caza).

El quirquincho pertenece a la Familia Dasipodoidae, de la cual en Chile hay tres géneros: Eoprhactus, Zaedyus y Chaetopráctusnationi. A este último género pertenece el quirquincho de la puna de nuestras latitudes, por tanto sólo se halla en las áreas silvestres protegidas de Parinacota, a no ser –lamentablemente- aquellos embalsamados, que es posible observar en vitrinas de exhibición producto de decomisos que en décadas pasadas eran comunes.

“En el contexto nacional, sólo lo tenemos en esta región”, indica Peñaranda y si bien se han observado más especímenes, no debemos olvidar que ha estado al borde de la extinción por la caza indiscriminada para la confección de charangos”.

Foto Conaf Arica
Foto Conaf Arica
El informe de los resultados de la iniciativa, que comenzó a mediados de 2013, indica que aún existe tráfico de esta especie en las ferias limítrofes. De allí la recomendación de establecer un plan de conservación para la especie, más si se añaden las evidencias de caza furtiva en actuales madrigueras.

El proyecto indagatorio comenzó a mediados de 2013 y tendrá continuidad el presente año. Su objetivo general es evaluar la población de quirquinchos y luego monitorear y hacer seguimiento de la especie y su entorno, así como compilar información referente a su alimentación y hábitat.

Primeros resultados
De los sectores incluidos en la investigación, Polloquere encabeza la lista con 29 madrigueras. No obstante en diversos sitios de la Reserva de Biosfera Lauca en su conjunto figuran madrigueras antiguas y otras recientes. Las antiguas muestran especialmente los rastros de caza furtiva por cortes de machete en los tolares que las circundan, pero también se registran daños recientes por fuego, en los tolares donde habita.

Algunos datos para encantarnos como habitantes urbanos, alejados de la vida silvestre: el quirquincho sabe de sobrevivencia, así lo dice el hecho de ser “principalmente nocturno en verano, para evitar el calor; y diurno en invierno”. Más aún “cae en letargo invernal no sólo en prevención de los períodos de fríos intensos, sino como solución a la falta de alimento en esa época”. Olfato y oído son sus principales recursos sensoriales. También recorre ´grandes extensiones´, en relación a su tamaño, para hallar su comida: insectos y su hierba predilecta: el garbancillo.

El zorro y el puma -quizá como el de la foto de la cámara-trampa- son sus principales depredadores. Sin contar a la especie humana y la evidencia que tenemos en charangos y animales embalsamados. Queda ahora la esperanza de que la única caza por parte del hombre sea a través de las cámaras-trampa y, por supuesto, las lentes de los turistas que arriban a las áreas silvestres protegidas, atraídos por los nevados, la flora y la avifauna de Parinacota.