Álvaro Ramón es el nombre del primer lactante bautizado en el Centro de Educación y Trabajo Semiabierto

Sacerdote Hernán Albornoz, bautiza el pequeño Álvaro Ramón, en presesncia de sus padres y autoridades, senador Durana, seremi Justicia y DDHH Raúl Gil, director regional (s) Gendarmería Nelson Bravo.

A la ceremonia asistieron autoridades regionales.

Visiblemente emocionados se mostraron Judith y Ramón, padres del lactante Álvaro Ramón, quien nació el 20 de mayo y que este viernes recibió el bautizo católico, oficiado por el padre Hernán Albornoz.

El director regional (s) Gendarmería, teniente coronel Nelson Bravo Palma manifestó que “como Institución trabajamos permanentemente respetando los derechos fundamentales de las personas que tenemos bajo nuestra responsabilidad. En ese contexto, esta es una demostración concreta de cómo respetamos la decisión de los padres del lactante, Álvaro Ramón, quienes quisieron realizar este bautizo católico y como Institución entregamos las facilidades para que así fuera, valorando el gran significado que ello implica, un compromiso por guiar a su hijo por el camino de la esperanza y la fe para que cada día sea mejor persona”.

Por su parte, el senador José Durana Semir dijo que “con este tipo de acciones, se humaniza una Institución cuyas instalaciones son duras y habla muy bien, que este es un Centro que permite lograr la rehabilitación plena de las personas y la llegada de Álvaro Ramón, es una luz de alegría y esperanza. Y que este niño refleje una política pública del Presidente Sebastián Piñera, entorno que los niños están primero en la fila. Entendemos que desde la cuna tenemos no solo que darle amor sino que todas las oportunidades que le permitan en el mundo moderno que viene, con toda la competitividad, humanizarla y poder consolidar un futuro y una mejor oportunidad para que este niño junto a su familia pueda tener un mejor futuro”.

El seremi de Justicia y Derechos Humanos, Raúl Gil González expresó que “Gendarmería nos ha permitido participar de una relevante ceremonia como es el bautizo de Álvaro Ramón. Esta es una manera concreta como lo ha señalado el Presidente Sebastián Piñera, de poder reinsertar en la sociedad a personas que han cometido errores y que ahora los han reconocidos y que quieren salir adelante. Y esto también lo relacionamos con otro eje como los es que los niños están primero en la fila”.

El padre Hernán Albornoz destacó lo importante de este bautizo “ya que es una experiencia maravillosa de esperanza y más aún en este lugar, donde los usuarios han vivido momentos difíciles y complicados en su vida y ven en este niño, que hay un futuro concreto en él. Para todos nosotros es una alegría tremenda que Álvaro haya nacido entre ellos, esté creciendo y tenga una esperanza diferente y será una fuerza, una inspiración para los que viven aquí, de hacer mejor su vida”.

Padres de Álvaro Ramón
La usuaria y madre del lactante, Judith dijo que “el bautizarlo aquí fue una decisión tomada, ya que quisimos compartir esto con las personas que han estado presente con Álvaro. El bautizo para mi significa que mi hijo está en manos de Dios”.

Por su parte, el usuario Ramón, padre del lactante destacó el bautizo como “algo único, porque todos los niños tienen que tener su bautizo y la presentación ante Dios, independiente de las condiciones en que viven sus padres. Desde que nació mi hijo, Gendarmería se ha portado un siete, al bebé no le ha faltado nada y ha recibido el cariño tanto de las autoridades de la unidad como de los usuarios y usuarios. El bebé ha venido a revolucionar el CET”.

El bautizo católico se desarrolló en el Centro de Educación y Trabajo CET semiabierto, perteneciente a Gendarmería de Chile y asistieron el senador José Durana Semir junto a su señora, el seremi de Justicia y Derechos Humanos, Raúl Gil González, la Seremi de la Mujer y la Equidad de Género, Carolina Luza Pizarro, el director regional (s) de Gendarmería, teniente coronel Nelson Bravo Palma, el jefe del CET semiabierto, mayor Luis Ibañez, además de familiares de los padres, funcionarios y funcionarias.