Alumnas de la UTA indagan resultados del Programa Arborización por encargo de CONAF

Conaf - alumnos UTAUna evaluación parcial preliminar sobre los resultados de mediano plazo que presenta el Programa Arborización en la Región de Arica y Parinacota, fue el aporte hecho por Nancy Luna y Sheila Olivares,  alumnas de la carrera de Agronomía de la Universidad de Tarapacá, las que desarrollaron sus respectivas prácticas en la Corporación Nacional Forestal (CONAF).

El trabajo fue hecho a nivel urbano ariqueño, y tomó aproximadamente un 10 por ciento de las entregas efectuadas durante el período 2012 y parte del 2013, mediante una selección aleatoria, con el objeto de verificar con dicha muestra  la situación de las especies entregadas en dicho período, y a la vez indagar en la tendencia que puede estar dándose con el programa a nivel regional.

Para llevar a cabo el trabajo, las alumnas dividieron la ruta asignada para el estudio en tres sectores geográficos, lo que permitirá interpretar diversos factores que inciden en los resultados, tales como los diversos tipos de suelo de la ciudad, calidad de aguas, la respuesta ecológica de las diversas especies arbóreas, pero también aspectos tales como el nivel de cuidado de parte de las personas, la responsabilidad con el riego o aquellos temas deficitarios tal como el conocimiento para enfrentar la presencia de plagas, entre otros.

El informe sólo tomó en cuenta las plantas que actualmente están plantadas, pero considerando el total de plantas efectivamente entregadas a la comunidad en cada uno de los sectores analizados.  De este modo el universo correspondió a 2.238 plantas, de las cuales se encontraban efectivamente plantadas 1.458, lo que representa un 65% .  A la vez se indagó también en el estado en que se encuentran dichas plantas en categorías que van de muy bueno, es decir saludables a vigorosas; hasta muy bajo, por tanto necesitadas de tratamiento sistemático para recuperarlas de su inminente marchitez.

En el desglose por sectores, los mejores resultados puntuales se presentan en dos de los tres sectores en estudio, esto es la calle Robinson Rojas, en la Cardenal Silva Henríquez, El Roble, algunos sectores de Tierras Blancas y condominios de la Villa Pedro Lagos, donde las 439 plantas que permanecen efectivamente plantadas,  un 96% está vivo y sólo un 4% marchitas o muertas.   Le sigue el sector C, que comprendió calles céntricas, la ex Estadio, Las Palmas, Magisterio y Rosa Ester.  Allí se registraron 675 plantas de las 905 entregadas, y de éstas 654 están vivas, lo que equivale a un 75%.  El sector con menores resultados, comprendió algunas calles de la población San José, algunos tramos de la avenida Santa María y el sector Chinchorro.  En esta zona,  sólo se registró un 52% de las plantas efectivamente entregadas -344 de 659- aunque de éstas si están efectivamente vivas un 95 por ciento.

De esta última área, uno de los casos que más impresionaron a las estudiantes fue la pérdida de una importante cantidad de las 200 plantas solicitadas por una entidad privada.  Esto, según se observó, se debería a la construcción que hay en el lugar, y donde por falta de cuidado o previsión, el material de las obras dañó las especies.  Otra causa de pérdidas, en los diversos sectores es el estacionamiento descuidado de los vehículos lo que deriva en la muerte de los árboles, y el tema del riego es otro gran factor, ya que en muchos casos la gente no asume que se comprometió al riego y esperan que otras entidades asumen este cuidado vital.

Para el director regional de CONAF, Héctor Peñaranda, este viene a ser un gran aporte, pues estamos recogiendo cuáles son los problemas más significativos para el establecimiento de las especies.  Se evidencia que falta mucha cultura arbórea, pero también se nota la diferencia entre aquellos lugares que sí han logrado un desarrollo para sus áreas verdes y el impacto que generan ya algunos árboles con su incipiente sombra.

Por especies

El estudio también recogió las condiciones según sea la especie, y se observó que el chuve, una especie muy solicitada por la población, no ha tenido buenos resultados, por lo que se recomienda mantenerla un buen tiempo en macetas, hasta consolidar su establecimiento.

Para el tema de las plagas presente en las diversas especies, las alumnas elaboraron también un folleto con recomendaciones prácticas, el cual CONAF editará en breve para su distribución a la ciudadanía.