Adolescentes de población San José se empoderan en temas de sexualidad

Jovenes sexualidadTiene solamente 12 años, estudia séptimo básico en la escuela D-18, pero Matías O. ya habla con propiedad y raciocinio. “He aprendido cómo consumir drogas es malo y cómo usar preservativos para cuidar a las personas para que no se contagien de SIDA o para que las mujeres no queden embarazadas”, sostuvo el menor tras la actividad de lanzamiento del Programa Espacios Amigables 2014 del Cesfam Víctor Bertín Soto.

Los menores Francisco y Harry también valoraron poder recibir este tipo de información. “Se aprende mejor y a prevenir lo malo que pueden hacer los niños. Nuestros padres a veces se ponen nerviosos cuando le preguntamos”, afirmaron.
En la dinámica jornada, decenas de niños y jóvenes de la población San José pasaron una tarde entretenida y educativa en el Parque Lauca, donde, además de recrearse, recibieron información sobre el uso correcto del preservativo, tanto para evitar el embarazo precoz como para la protección contra infecciones de transmisión sexual.

La matrona Carolina Villagra, encargada de Espacios Amigables, destacó la importancia del tema. “Sobre todo en Arica, que tenemos una alta tasa de VIH-SIDA junto con otras infecciones de transmisión sexual. La idea es fomentar la prevención a los adolescentes de más temprana edad”, acotó.

La actividad contó con el apoyo del CRIPAC (Centro Regional de Información, Prevención y Apoyo a la Consejería en VIH/SIDA e ITS Arica), la Oficina Comunal de SENDA-PREVIENE y profesionales del Cesfam Bertín Soto.

La directora (s) del Cesfam Bertín Soto, Eva Ticona, dijo que “los espacios amigables trabajan con adolescentes. Han estado realizando diferentes actividades en vacaciones, esto es como para empezar el nuevo año escolar con nuestros usuarios entre 10 y 19 años”.

Sebastián Godoy, consejero de Cripac, señaló que “buscamos espacios de participación hacia la comunidad, que estén destinados a promover una salud sexual mucho más efectiva. Nuestro stand está dirigido a promover la toma del examen para detectar si vivimos o no con el virus del VIH”.

Agregó que “la edad de inicio sexual ha descendido entre los 11 y 12 años, por lo que sería óptimo que los niños y adolescentes tuviesen conocimiento respecto de métodos de prevención. Se debería promover una educación sexual en los colegios”.

La asistente social Cinthia Mamani precisó que “estamos trabajando en forma intersectorial para apoyar distintas acciones que se orientan a fortalecer factores protectores en los niños. Los orientamos a que pueden enfrentar si alguien les ofrece alguna sustancia que sea nociva. Tiene que ver con la toma de decisiones y la autonomía que ellos tienen frente a la presión que puede influenciar el grupo de pares”.