Administrador Diocesano de Arica y Obispo de Tacna realizan Misa conjunta por la Paz

MisaA tan solo horas de conocerse el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya que pondrá fin al diferendo marítimo en Perú y Chile, los máximos representantes de la Iglesia Católica de Arica, Santiago Sharp y de Tacna, Marco Antonio Cortez, celebraron conjuntamente este mediodía una eucaristía especial por la paz y la armonía en la catedral San Marcos de la capital regional, donde hicieron un especial llamado a unirse como pueblos más allá de las fronteras.

La misa contó con la presencia del intendente, José Durana; los senadores, Jaime Orpis, Antonio Horvath y Carlos Bianchi; el diputado Nino Baltolu; el contralor regional, Hugo Segovia; los gobernadores de Arica y Parinacota, Patricio López y Odlanier Véliz y los alcaldes de Arica, Salvador Urrutia y de Putre, Ángelo Carrasco, además de los máximos representantes de las Fuerzas Armadas y de Orden.

El padre Sharp dijo que ambas ciudades fronterizas han sido siempre buenas vecinas y esa es la razón de esta eucaristía conjunta que se realizó al mediodía en Arica y por la tarde en la catedral tacneña. “Queremos cuidar nuestra amistad, unión e integración existente y ese es el tenor de esta misa”, enfatizó el administrador diocesano de Arica, formulando un llamado a la mesura y confianza de ambos pueblos.

Por su parte, el obispo peruano sostuvo que pese a las dificultades que han tenido ambas ciudades fronterizas siempre han permanecido muy vinculadas, siendo Arica una hermana muy buena cuando Tacna estuvo económicamente mal. “Es necesario que quienes no viven en estas ciudades nos conozcan, desde el comienzo de la historia que se ha ido escribiendo día a día”.

Sostuvo que después del 27 de enero, cuando se conozca el fallo de La Haya se seguirá trabajando de manera conjunta, superando las dificultades existentes. “Ojalá que haya un mayor aporte y una mayor contribución de los gobiernos centrales de Chile y Perú para Arica y Tacna que bien se lo merecen”, enfatizó Cortez.

Por su parte, el intendente Durana, agradeció el mensaje de unidad y paz entregado por los máximos representantes de la Iglesia Católica. “Somos dos pueblos hermanos que nos complementamos día a día, por lo que quiero agradecer esta hermosa y distendida eucaristía donde se reforzó que somos pueblos hermanos y pueblos de Cristo que vamos a vivir y complementarnos por siempre”.

Reiteró que la frontera sigue funcionando normalmente y lo seguirá haciendo mañana y en los días venideros. “En lo que va del año, respecto de 2013, se incrementó en 25 mil personas más el control migratorio entre Chacalluta y Santa Rosa, lo que demuestra que vivimos días absolutamente normales”, expresó el jefe del Gobierno Regional formulando un llamado a la tranquilidad y la calma durante las próximas horas.

Por su parte, el alcalde de Arica, Salvador Urrutia, manifestó que la ciudadanía está muy tranquila ante el inminente fallo. “Todos saben que lo que dictamine la Corte Internacional mañana va a ser acatado porque lo entendemos como una solución a un problema de límites marítimos. Posteriormente, la potente integración existente entre ambas ciudades hermanas continuará siendo tal”.